La información transmitida por BANCO POPULAR, en el folleto de ampliación de capital de Mayo de 2016, relativa a sus cuentas no reflejaba una imagen real de la solvencia y situación económica de la entidad.

Una auditoría interna ha detectado deficiencias financieras en relación con su ampliación de capital, que ha desvelado falta de provisiones y un ajuste patrimonial.

Los accionistas que acudieron a la ampliación de capital de Mayo de 2016 pueden recuperar el dinero invertido solicitando la nulidad de la orden de compra.